Censura y publicidad ¿Qué está bien o qué está mal?

La censura es la corrección o reprobación de algo. El término, que proviene del latín censura, se utiliza para nombrar al juicio y dictamen que se hace sobre una obra. ¿Pero exactamente quién juzga y decide que es “apropiado”?

En el caso de nuestro país el Consejo de Autorregulación y Ética Publicitaria CONAR A.C., funge como conciliador en controversias de índole publicitario, dictando resoluciones basadas en un Código de Ética Publicitario. Es independiente a las autoridades por lo que versa ser imparcial.

A lo largo de la historia hemos sabido acerca de los productos que son correctos o no publicitar, del mismo modo la manera y lugares donde hacerlo varía dependiendo del producto o servicio.

 

Una vez dejando clara esta valiosa información hablaremos del tema por el que diste clic en este blog, la censura en la publicidad, uno de los casos más sonados e importantes es el hecho de que los cigarros no se pueden anunciar en ningún medio publicitario. Analicemos por ejemplo este ad de 1964: “Para mantener una figura esbelta nadie puede negar, consumen Lucky en lugar de un dulce”. Es decir ¿para qué comer cuando puedes fumar? ¡Es bueno para ti! En estos tiempos políticamente correctos podemos darnos cuenta de lo poco éticos que eran estos anuncios, además de que aún en los 60´s existían rumores de que los cigarros eran dañinos para la salud, y lograron evitar estas leyes sobornando médicos, dentistas, publicistas, etc. Fue hasta el 2009 que en México se promulgo la Ley General para el Control de Tabaco, que entre otras cosas prohibía cualquier tipo de publicidad de promoción de productos elaborados con éste.

 

Es curioso que los cigarros tengan regulaciones tan estrictas y las bebidas alcohólicas no tengan prácticamente ninguna restricción, siendo que ambas son nocivas para la salud, Heineken declara tener “Solo ingredientes naturales”, este truco que “apela” a los ingredientes naturales intenta minimizar el hecho de que sabemos que en realidad es un producto que afecta a la salud. ¿Por qué las bebidas alcohólicas no reciben la misma censura que la industria tabacalera?

En el 2014, se publicó la “Ley General de Salud en Materia de Publicidad”, en el que los anuncios de comida chatarra salieron del horario infantil en televisión, su principal intención es disminuir la obesidad infantil, de la que por cierto ocupamos el primero lugar a nivel mundial. Por lo que el enemigo a vencer ahora es el azúcar, y no otros productos como el alcohol.

Si bien no podemos asegurar que ésta censura tenga efecto alguno en la disminución de su consumo es debatible el que el consumo de los mismos es responsabilidad de los padres de los

 niños, no de los anunciantes, el hecho de que los “censuradores” nos consideren robots que corren a comprar cualquier producto que veamos publicitados, es hasta cierto punto ofensivo.

La libertad de expresión defiende también la manera en la que publicitas un producto, y a nosotros como adultos librepensadores se nos debería dar la libertad de elegir que consumimos y que no, es decir si quiero un cigarrillo iré por él aunque no vea un “espectacular” diciéndome que lo haga y si, Dios no lo quiera se me antoja un “gansito” iré y comprare uno, sabiendo que esa dañina y malvada azúcar no será buena para mí.

 

En este anuncio del 2016 Valentino intentó publicitar un hermoso vestido rojo, sin embargo, no podíamos dejar de mirar la violencia con la que la mujer enfundada en el mismo estaba siendo tratada, me gustaría saber ¿Cómo un anuncio de cigarrillos es más ofensivo que esto es algo que simplemente o logro comprender?

Así como este existen muchos ejemplos dónde la violencia y sexualización contra las mujeres es utilizada para vender productos, ¡No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones para saber más al respecto!

 

Rocks

Copywriter

addereMX

+ Soluciones Disruptivas