¿Qué es mi yo digital?

Cuando hablamos del cuidado de la imagen personal y profesional estamos acostumbrados a visualizar un adecuado vestir, la correcta forma de expresarnos, tanto al hablar como al escribir, entre otros detalles importantes pero, ¿nos hemos puesto a pensar en nuestro “yo digital”?

Todos tenemos un “yo digital”, sí, todos los que creamos una cuenta en cualquier red social o simplemente con utilizar el mail tenemos un “yo digital” la imagen de nosotros mismos a través del internet. ¿En qué nos afecta? muchas de las empresas hoy en día al momento de calificar a sus candidatos para un puesto deciden indagar en sus redes sociales para conocerlos mejor más allá de una entrevista, ¿quién dirá en una entrevista que entre semana sale de reventón y se pone semejantes borracheras llegando crudo a la oficina? o ¿quién admitirá que le cae mal su jefe y hace memes de él? ¡absolutamente nadie! pero esa información está al alcance de tu posible nuevo jefe ya que lo has publicado todo en tu muro… no te habías puesto a pensar eso, ¿verdad?.

 

Con esto no quiero decirte que no puedes volver a subir fotos de la fiesta con tus amigos o reírte un poco de un suceso gracioso en la oficina, pero debes tener siempre en cuenta que lo que subes a internet así tengas tu muro “privado” es de dominio público, comparte aquello que no importa quién lo vea, siempre cuidando de no ponerte el pie tú mismo.

 

Del mismo modo, las empresas crean un “yo digital” y este es un reflejo de su filosofía institucional, esto lo saben a la perfección los clientes potenciales, no importa el tipo de mercado al que la empresa esté dirigida, hoy en día todos buscamos referencias en internet acerca de los que vamos a comprar o contratar y si no aparece en internet es casi inexistente en la vida real o si tiene una imagen pobre, un “yo digital” descuidado y sin likes o publicaciones constantes los consumidores no dan segundas oportunidades después de una mala primera impresión.

 

Aquí reside la importancia de mantener tanto tu página web actualizada, con funcionalidad y practicidad para el usuario, tu posible cliente y claro por consecuencia tus redes sociales activas y con publicaciones constantes, que tengan que ver con el giro de tu negocio y que sean relevantes para llamar la atención de estos clientes.

 

No llevamos nuestras redes personales como las de nuestra empresa, las selfies déjalas para tu muro y compártelas con tus amigos, como cliente me interesa saber el tipo de servicio que me ofreces y la calidad del producto, así como saber que eres experto en tus temas, no necesariamente el estado de ánimo de quien me atiende.

 

Frecuencia y constancia, dos palabras claves en las redes sociales y no te olvides de tu página web, que también debes actualizar frecuentemente para mantener la información vigente y, de ser posible, renovarla de vez en cuando.

 

El contenido, aquello de lo que habla tu “yo digital” tiene que estar ligado al giro de tu empresa, debe ser interesante si quieres generar una respuesta por parte de la audiencia y no todo debe ser “comerciales” de ti mismo.

 

En addere creative consulting realizamos una investigación acerca de nuestros clientes, quiénes son y lo que desean proyectar, de esta forma logramos que sus medios digitales sean un reflejo de sí mismos y puedan lograr la mejor comunicación con sus clientes.

 

No te quedes en el pasado, da un giro a tu “yo digital” para lograr éxito en los negocios.

 

Carpe Diem, 

 

Malú Valencia

Socia Directora Unidad Cancún

Escribir comentario

Comentarios: 0